La Hija de la Malinche is back

2009/01/03

Dejé Helsinki con la primera nevada, esto hace ya cuatro semanas. Tuve una gran necesidad de visitar a mi familia en México. Me aventuré y como todo lo no planeado, el viaje fue todo un acontecimiento lleno de alegrías y diversión.

Arribé a la inmensa Ciudad de México de donde soy originaria y me di cuenta lo mucho que añoro las multitudes, el ruido, las sonrisas, los chistes, la realidad cotidiana, el desorden que hacen del Distrito Federal un lugar de contrastes.

Durante una comida en el restaurante Villa María me percaté de la importancia del sentido del humor en las frases que decoran el lugar. Refranes que provocan las carcajadas más sonoras y las sonrisas más pícaras. Chistes compilados en el libro Una sonrisa…Por favor de Jack Nakash, promotor de la gastronomía mexicana y director de los restaurantes Villa María y Giacovanni.

Fue fascinante degustar una deliciosa comida (taquitos de pescado, guacamole con totopos, sopa de fideos y pollo al pipián) acompañada de mi familia en un extraordinario ambiente. Pero al salir del lugar, la cruel realidad golpea como ola de mar durante una tempestad: la pobreza y la miseria a cada paso; el creciente desempleo (ahora son ya 2 millones de personas sin trabajo); la inseguridad; las marchas, los plantones que no son indiferentes a la sociedad civil pero si a las autoridades que se desentienden de los problemas y nada más se deslindan de las responsabilidades culpando al gobierno federal.

Regresé al orden, a la vida “perfecta” en Helsinki hace un par de días y de verdad que valoro mucho la honestidad y la seguridad que tenemos en Finlandia. Además, estoy feliz de tener mi computadora, pues vivo en la sociedad de la información por excelencia y confieso ser adicta a ella: primero por la cercanía que me da con mis familiares y segunda razón porque es una herramienta de aprendizaje/compañía muy especial. En el lugar donde me quedé no había compu!! no saben cuánto me hizo falta escribir para nuestro querido blog Tequila Bajo 0º, leer mis correos electrónicos y por supuesto, ver mi facebook.

Reinicio el compromiso con ustedes, nuestros queridos lectores, y comparto mis propósitos para el nuevo año que iniciará:

1. Aprender diariamente algunas palabras en sueco y fines para dejar atrás el analfabetismo
2. Ejercitarme para mejorar mi rendimiento y trabajar con más energía
3. Ver frecuentemente a mis amigas y amigos mexicanos para no añorar nuestra cultura
4. Asistir a todo evento cultural que tanto me gustan
5. Poner un granito de arena para apoyar a México desde este lado del globo terráqueo.

¡Feliz Año Nuevo!
La Hija de la Malinche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: