Borrachera solar

2009/01/03

El primer día del 2009 comienza asoleado y caluroso, a pesar de las bajas temperaturas que se han registrado en los últimos días en algunas zonas del norte del país. Ciudad Juárez amanece con 18 grados Centígrados, donde el clima característico de una zona semidesértica cambia del calor extremo en verano al frío en invierno.

Efectivamente tequileros-europeos, el calor no siempre está presente en toda América Latina, también llegan los frentes fríos y son tan fuertes que hasta se te congelan… los huesos… En pasados días, mientras en el sur de Finlandia se registraban cuatro grados Centígrados bajo cero, aquí llego a tres bajo cero. Sin embargo, a tan sólo una hora de esta ciudad norteña, el poblado de Villahumada tenía 13 bajo cero y en poblados de Durango 15 bajo cero. ¿Sorprendidos? Lo mismo pasa con los finlandeses al enterarse de las bajas temperaturas que aquí sufrimos.

Por su parte, Finlandia es un país famoso por sus inviernos largos y fríos aunque en los primeros días de enero, la capital de Finlandia amaneció apenas con cuatro bajo cero. Hace un par de semanas Laponia (al norte, muy al norte -donde vive Papá Noel-), se registraron los 30 bajo cero, pero eso fue sólo en el norte. Para ésto, los nórdicos están preparados, las paredes de sus casas son insuladas, tienen doble o triple ventana, lo que hace imposible espiar a los vecinos; los sistemas de calefacción se prenden durante el invierno y no se apagan hasta el fin de éste.

Pero regresando a cosas más calientes, en mi tierra natal el uno del 2009 era un día muy caluroso -para ser invierno-. Posiblemente se debe al cambio climático, a las llamadas cabañuelas[1] o a los dioses ocultos. Será melón o será sandía, como dejar de disfrutar la atmosfera cálida recreada por el clima.

Así es que para comenzar con pie derecho el 2009 y hacerlo más intenso todavía, disfruté una jugosa papaya, resultado de la vitamina del sol y la tierra de estos horizontes; unos huevos revueltos con nopalitos y harto chile, también producto de este continente; y tomé lo más preciado que entra por mi ventana: el sol.

Después de varias horas de embriaguez con vitamina D ¿Estaré lista para mi regreso a Finlandia? El punto es que pasaré varios meses de abstinencia de los típicos rayos que queman la piel, puede ser hasta verano, -si es que nos va bien-. Por su puesto estoy hablando de los rayos que broncean, porque tal vez en primavera llegue el sol a Finlandia, pero no con tanta intensidad. Aunque en algunas partes de América Latina hay bajas temperaturas, lo que nunca hace falta es el preciado solecito y nos llega con mucha intensidad.

mapa1

[1] Variaciones atmosféricas que, sobre todo en zonas rurales, los habitantes mantienen la creencia de que éstas influyen sobre las lluvias, el viento, el calor o el frío que habrá durante el año.

Borrachita
Rocío Adelita de las pistolas

2 comentarios to “Borrachera solar”

  1. alejanndra said

    ooo por dioss me gusta mucho todo lo que
    publican en esta paginaa

  2. lily said

    !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!TENGO MUCHO FRIO!!!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: