Sol, Solecito…

2009/01/25

COLABORACION

Me imagino que alguna vez han escuchado o entonado en el kinder la canción: ”Sol solecito, calientame un poquito por hoy, por mañana y por toda la semana…” que en México sólo sirve para ampliar el vocabulario infantil. Pero al llegar a un país tan gélido como Finlandia, aquellas palabras tiernas de la cancioncita adquieren muchísimo sentido, ¿porqué?

Nunca me pasó por la cabeza el hecho de que una persona pierda su buen humor en un día sin sol, o porque se le fundió el foco de su casa y no encontró repuesto.  El frío y la oscuridad en una noche de invierno se convierten en el “parteaguas” de un juego mental conocido como “Depresión Invernal”.  Para muchos/as resulta increíble que una pequeña variación en el ánimo de la madre naturaleza desencadene el mecanismo de hibernación del reloj biológico. Este reloj es el responsable de dictar el ritmo de nuestras vidas; desde la hora en que debemos abrir el ojo, desalojar los restos de nuestra copiosa cena, hasta tumbarnos en nuestro rinconcito a pierna suelta.

En México nadie se queja de alteraciones en su ritmo interior, ya que el sol es el principal marcapasos de este reloj. Además, es el compañero más fiel y constante de cada día. Pero para aquellos paisanos que emigran a las aguas del norte y no cuentan con esa chispita de luz en su camino, los días se vuelven más y más largos bajo las sábanas. Las fiestas y reuniones se vuelven menos frecuentes y las comidas más abundantes, lo que provoca un aislamiento con mucho “peso”. 

Para poder sobrevivir a una rutina social que demanda presencia y acción de por lo menos ocho horas al día, la vida empieza a ser toda una simulación. En las tiendas de prestigio ya se puede encontrar un curioso despertador que poco a poco va encendiendo una lucecita que trata de imitar el amanecer después de un sueño de una noche de verano. Si con eso no basta para despertar del todo y se necesita recargar más la pila visual, hay unas lamparotas que emiten una luz parecida a una agradable mañana en Cuernavaca.

Otro aspecto a considerar es la iluminación en el interior del hogar, ya que si ésta no tiene suficientes paredes, ventanas, persianas y/o cortinas en tonos claro, agravan aún más los síntomas de un oso al hibernar; en otras palabras hay que vivir dentro de la lámpara de Aladino y no en la cueva de Alí Ba-ba.

Para saber más sobre el tema, pueden encontrar un artículo que realicé en el Instituto Nacional de Salud Pública de Helsinki en colaboración con el Dr Timo Partonen y otros autores, el cual tenía como objetivo analizar el impacto de los síntomas de la depresión estacional, la falta de luz en interiores sobre la calidad de vida y bienestar emocional: http://www.hqlo.com/content/6/1/56

Recuerden que entre menos luz en nuestro cuerpo, más letargo en nuestro espíritu.

Dra. Chilin Ku’uku Nutz
(nombre maya traducido como “la ardilla que interpreta las ideas en una nuez”)

 

solpanoramico3

 

11 comentarios to “Sol, Solecito…”

  1. Seguidora de la Ardilla said

    ….por interpretar las ideas en una nuez! Dra. su nombre esta muy original!!!

    Tengo una pregunta: es lo mismo hacer ejercicio durante el invierno en un gimnasio o es mejor hacerlo a fuera… esto me puede ayudar a no deprimirme?

    Otra pregunta, el clima hace que los finlandeses sean mas callados… o eso es algo que ver con su cultura?

    Gracias…

    Saludos!

  2. Dra. Ku'uku Nutz said

    Respuesta para la seguidora de la ardilla:

    Si te sientes triste en estos días invernales lo óptimo sería que hicieras ejercicio en el exterior entre las 9 am y las 2pm si te es posible, en especial si el paisaje está nevado, ya que la nieve refleja la luz bien bonito en tus ojos. Si por cuestiones de tiempo no puedes hacerlo, la otra sería hacer ejercicios aeróbicos ya sea en tu casa o gimnasio en la mañana temprano. Para máxima eficacia se recomienda hacer la rutina enfrente de una de esas lámparas blancas.

    Con respecto a tu otra pregunta: La respuesta tiene muchas explicaciones, ya que el ánimo es influído por el medio ambiente, tanto geológico como social. Si observas, en la calle vas a ver a muchas personas vestidas de negro y colores muy apagados. A nivel cultural los finlandeses prefieren escuchar, ya que es una manera de darle su lugar a otra persona. Si en verdad tienen algo interesante que decir, lo dicen y si no se quedan calladitos.

    Espero que mi respuestas te hayan sido útiles.

    BYE

    Ku’uku Nutz

  3. Seguidora de la Ardilla said

    Gracias Dra. Ku’uku Nutz, si me ayudo mucho su comentario!!!!

    Saludos
    SA

  4. jiote said

    me gusto mucho este escrito y k bueno k tekila bajo cero tenga mas integrantes bueno saludos🙂

    y felicidades

  5. panchita said

    creo que empezare a apagar mas las luces de mi casa asi mi cuerpesito tendra menos luz y bolsillo ahorra

  6. La Boop said

    Ha de ser muy difícil adaptarse en ese clima si no se tiene un buen apoyo. La verdad, no me imagino estar yo sola ahí, eso si el ejercicio es fundamental para evitar deprimirse.

  7. infantil said

    Sol solecito…

  8. Tequila bajo cero said

    Gracias infantil, el video está increible: Sol, solecito, calientame un poquito…

  9. la cerecita said

    hola , tienes razón vivo en cuernavaca, y la verdad es que como estoy acostumbrada al sol , un día de repente estuvo nublado, y eso me hizo sentir triste, melancólica, y perdí un poco la noción del tiempo, además de que en los días nublados nos dá mas hambre a muchos.bye

  10. paloma said

    Cierto, en invierno te oscureces igual que el cielo.

  11. michinmayoliaquihuacmaniatl said

    Mi muy querida y estimada ardilla que interpreta las ideas en una nuez, el tema me parece muy interesante y tengo que felicitarte porque tienes buena pluma. Pero a muchos nos pasa lo mismo aun aquí en el DF, y mas con las brillantes ideas de nuestros gobernantes que cambian los horarios sin pensar en las consecuencias. De verdad se vuelve difícil acostumbrar al cuerpo a un cambio de horario repentino y que decir de los niños que no se quieren ir a dormir porque aún hay luz de día. Es impresionante que en lugar de que lo cosas existan para nosotros, nosotros somos los que nos tenemos que adaptar a lo que hemos creado. Pero en fin asi es esto pero creo que ya no va a aguantar mas y a lo mejor nos toca un cambio. Saludos y espero que se te pase rápido este invierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: