En crisis… en medio de la crisis

2009/04/18

INVITADO ESPECIAL

La crisis está ahí y no la podemos soslayar. Llegó desde el primer mundo (¡esa sí que es una novedad!) y nos está vapuleando por todas partes. A muchos les ha quitado el trabajo (y el sueño…) y a otros muchos no los deja conseguirlo. Se padece en países ricos (menos…) y en países pobres (más…). Sin embargo, como ocurre siempre, la crisis golpea más a unos que a otros y esos son los más desprotegidos, los que están en las orillas de la sociedad o de plano en los terrenos de la marginación social y económica (¿recuerdan a Orwell?: todos somos iguales, pero unos somos más iguales que otros”).

Uno se pregunta, ¿y cómo fue que llegamos a ésto?, ¿no hubo nadie que lo viera venir y advirtiera lo que estaba por pasar?, ¿dónde están los responsables y qué cuentas rendirán?, ¿y ahora qué?, ¿alguien va a hacer algo?, ¿es de alguien la tarea?, ¿hay alguien que quiera…y pueda? Tal vez los que se reunieron en Londres en días recientes (el Grupo de los Veinte –G20-) sean de esos. ¿Serán esos los que quieran y puedan?

La suspicacia, la desconfianza y la sospecha rondan en sus entornos. Después del niño ahogado, a tapar el pozo…. Los líderes ahí reunidos (calificativo que los sobrevalúa, sin duda) parecían preocupados por lo que pasa y con jaloneos y dudas decidieron sacar dinero (¡¿cómo?!, ¿recién impreso?) de sus tesoros para impulsar la economía global…. ¿y dónde estaban cuando todo este lío se fraguó?, ¿no se dieron cuenta?… o bien, ¿son culpables de omisión o incompetencia?, ¿o son cómplices activos o pasivos de intereses creados muy poderosos que buscaban beneficiarse de las virtudes del mercado libre e irrestricto (es decir, que el gobierno no meta las manos y deje hacer,…que no restringa la actividad económica privada de algunos… como por ejemplo… ¿Slim?), aunque a la postre el accionar de los agentes (o sea, empresas, bancos, financieras, compañías de seguros, etc.) condujera al mundo a un precipicio.

Y para abonar ese terreno de descreimiento y desconfianza está uno de los principales resultados del encuentro: darle al Fondo Monetario Internacional una escalofriante andanada de dólares para repartir. Algo así como… poner a la iglesia en manos de Lutero. ¡¡¡Ahora resulta que uno de los garantes y guardianes más celosos del orden económico y político que nos condujo hasta donde estamos está encargado de ¡sacar al güey de la barranca! … Mientras, en la cumbre del Grupo de los 20 hubo claras resistencias de algunos jefes de Estado a la acción de gobiernos interesados en impulsar políticas de gasto público (esto es, construcción de carreteras, presas, plantas eléctricas o de combustible, etc.) y otras políticas fiscales (como subsidios a productores agrícolas o industriales, reducción de impuestos [“¿a qué le tiras cuando sueñas mexicano?”], entre otras) para orientarlas a impulsar una recuperación.

¿No habría sido más razonable …y más creíble… que en Londres se decidiera sobre el fondo de las formas en las que se han conducido los asuntos de la economía mundial hasta ahora?, porque hoy está claro que el mercado sin ataduras sólo conduce a que un puñado de financieros, banqueros y sus marionetas saquen provecho, mientras millones en el mundo son sólo espectadores impotentes e inermes. ¿No es hora de que nosotros (los ciudadanos comunes y corrientes) decidamos qué hay que hacer para que este desastre económico (y sus funestas consecuencias) no se repita una y otra vez?. En otras palabras, tener voz y voto sobre “que se va a hacer con nuestras canicas”.

Los líderes y sus grupos de interés parecen vivir un dilema entre dos alternativas: una economía basada en el mercado libre, sin regulaciones ni interferencias por parte del gobierno –como ha sido lo predominante hasta ahora-, o una basada en la intervención del Estado en los asuntos del mercado, con normas y reglas, a partir de un proyecto nacional que cuente con el sustento de las mayorías, que no desaliente la actividad productiva y nos proteja de las codicias de terceros. Mucho se ha escrito sobre esto por años y un poco más desde el derrumbe del mundo financiero occidental que hoy nos tiene al borde de una recesión más profunda que ninguna conocida. Detrás de esas fatigosas discusiones se esconden en realidad los intereses de grupos de poder de diversa naturaleza, con sus implicaciones políticas e ideológicas, que ven en una u otra alternativa una amenaza que atenta contra sus privilegios, posiciones de poder o fuentes de riqueza.

Estos líderes no quieren…no pueden…, o no quieren ni pueden, optar por un camino diferente. El pensamiento convencional de Reagan-Thatcher para acá sigue siendo la corriente dominante y sus seguidores y personeros siguen en el poder y no pueden pensar (ni actuar) de otra manera… ni quieren.

Sus impugnadores, por contra, quieren cambios en la economía, pero no tienen la fuerza ni el poder para desplazarlos y marcar así un nuevo rumbo. ¿Qué nos espera?… ¿la parálisis? (o bien, la parálisis ya se dió… !la parálisis facial que nos dió al comprender que difícil esta la cosa!)… ¿el retroceso?… ¿las fugas hacia delante? …¿soluciones de fuerza?… ¿revoluciones populares de desesperados? …


Estamos en crisis…. en medio de la crisis.

Los saluda… con un tequila por compañía y para consuelo
El Charro Morado

19 comentarios to “En crisis… en medio de la crisis”

  1. Paco Nadal said

    Pues totalmente de acuerdo contigo. ¿Por qué tenemos que pagar siemrpe los de abajo los desmanes que cometen los de arriba? ¿Por qué si los bancos son en buena parte causantes del problema son ahora los únicos que están subiendoe el precio de sus productos (comisones, tipos de interés, ect) y además reciben millones de nuestros impuestos como ayudas? A quemar bancos, es lo que propongo.

  2. hilda said

    TOTALEMNTE DE ACUERDO..SOLO NOS RESTA SER CONSCIENTES DEL IMAGINARIO COLECTIVO Y UNIRNOS A EL PARA ACABAR DE UNA VEZ POR TODAS CON ESO DE QUE :OTROS..MANEJEN NUESTRO DESTINO. ME REHARTA VER COMO LOS MANDATARIOS SON MONIGOTES DE LOS BILDERBERG..Y LA MASA COMO SI NADA…ESTA REVOLUCION ES Y SERA DIFERENTE A TODAS..SIN ARMAS…SIN PROTESTA..ES DESDE TU INTERIOR..CON ESA REVOLUCION SE GENERA UNA RESISTENCIA QUE NINGUN CASIQUE…NI TU MISMO…PUEDE DERRIBAR…AHI ANDAN LOS GOBERNANTES SALUDANDOSE Y TOMANDO VINITO…MIENTRAS MILES…MILLONES SOMOS VICTIMAS DE ESTA GOLOBALIZACION, LA MAS ENFERMIZA DE TODOS LOS TIEMPOS…SALUD CON CHILE Y LIMON PRA LOS GENERALES QUE COMEN EN LOS MEJORES RESTAURANTES DE CIUDAD JUAREZ, MIENTRAS LOS JOVENES MILITARES LOS AGUARDAN AFUERA COMIENDO TACOS SUDADOS…AH QUE RAZA TAN PEN..SANTE DIJO MI APA…

  3. Dra Ku'uku Nutz said

    Que tal! Primero un saludo a las tequileras de corazón. Ahora vamos con el invitado de honor, el charro morado. Efectivamente tocas un tema que a todos nos ha afectado en mayor o menor grado. No obstante, creo que acabar con el mercado libre no es la solución porque no representa el problema de raíz. Si nos vamos atrás en la historia podemos ver que el problema económico de los Estados Unidos empezó con planes tácticos por parte de los políticos…A qué me refiero? Los republicanos están a favor de los impuestos bajos, pero cuando pasa esto, el gobierno no puede solventar de manera eficiente el gasto público y lo que queda es subir los impuestos, lo cual evitó que George Bush padre fuera reelecto. Fue una lección que aprendió Bush hijo y por eso cuando él llegó al poder se propuso mantener la política de impuestos bajos. Lo que hay que entender es que a los americanos les gusta la buena vida, tener todos los servicios sin impuestos altos. Y cuando no obtienes sufiente financiamiento por parte de los impuestos, lo que haces es pedir crédito a otros, por ejemplo a China. Acordémonos que Bush empezó dos guerras (Afganistán e Irak) y a partir de ahí el país se endrogó de manera abrupta y como manejan la moneda que todo el mundo recibe, el dólar, entonces podían imprimir billetes a lo bestia, y traer como consecuencia la inflación. La administración de Bush fue la que más ha gastado en la historia de los Estados Unidos, imagínate!
    Para saber con más detalle del tema aquí hay un buen documental
    What Obama inherited http://www.pbs.org/wgbh/pages/frontline/tentrillion/view/

    La otra: Además de impuestos bajos, había otra táctica para asegurar la reelección de Bush: Crédito fácil. Como el precio de las casas estaba subiendo el gobierno de Bush dejó que los bancos otorgaran crédito a diestra y siniestra, incluso si las personas no tenían la posibilidad de pagar la deuda (para qué si el valor de su casa se iba a duplicar). Al dar crédito así produces un “housing bubble” y con ello un desplome de los precios de las casas. Que pasó? Que el precio de la casa valía menos que la deuda, por lo que muchísimos americanos perdieron sus casas.
    Hay una animación que te explica más el problema:

    La última: En la crisis de los años 30’s invertir en el mercado de valores dejaba grandes ganancias. El “stock market” también fue en ascenso pero terminó desplomándose también. En aquella época entar en el mercado de valores es como entrar a un casino manipulado y sin regulación gubernamental. Me pregunto yo, en la actualidad se sigue este juego sin aprender la lección? Vi un documental bastante bueno de esto, pero te debo el enlace.

    Creo que la moraleja es evitar políticas fáciles que te lleven a adquirir dinero fácil, porque lo que fácil llega fácil se va.

  4. EL CHARRO MORADO said

    Gracias a todos por sus comentarios.

    Lo de quemar bancos, como dice Paco Nadal, no es mala idea….y tal vez haya que darse prisa, no vaya a ser que la crisis acabe con ellos antes de que nos demos el gustazo de verlos evaporarse…

    Concuerdo con Hilda….los cambios deben empezar por uno mismo…condición necesaria para aspirar a que nos aproximemos a un mundo distinto a éste, siquiera un poco más justo y un poco menos desigual…donde todos podamos comer unos buenos tacos sudados con un buen tequila, sin que alguien nos mire por encima del hombro….¿no creen?

    Ku´Uku me dice algo que me produce comezón detrás de la oreja….”acabar con el mercado libre no es la solución”….Ciertamente que no lo es. Honestamente no creo que sea algo que se pueda sacar como conclusión de lo que yo escribí. Pero…si acaso así se percibiera, pues no fue esa mi intención. Pero…(¡¡vida llena de “peros”!!) lo que sí quiero transmitir es que, como alguien dijo por ahí:”….tanto mercado como sea posible…tanto gobierno como sea necesario”. Lo que sí es un hecho palpable a estas horas es que no es posible dejar que “los mercados” hagan y deshagan a su antojo y los gobiernos y todos nosotros sólo seamos espectadores pagando las consecuencias de las parrandas y francachelas de los señores del dinero… Hay que encontrar el justo medio entre ambos extremos….

    Los saludos a todos con un tequila bien frío en las manos…..

  5. Mentes brillantes said

    Excelentes preguntas, ¿dónde estaban los especialistas en la materia? ¿De quién fue la culpa? ¿Dónde quedo la bolito? sabrá Dios, y ahora quien tendrá que pagar los platos rotos… Los gobiernos, las grandes empresas, los grupos de poder… no lo creo… coincido con Paco, siempre habrá alguien que pague los platos rotos y ahora lo estamos viviendo, desempleados cada días, más desempleados y muertes. Sí, he escuchado casos de muertes de personas a raíz de un despido, ¿porqué? porque tenían deudas, hijos que mantener… etc. ¿y esto quién lo puede explicar…? me quedo con las mismas preguntas que ha hecho el Charro Morado y coincido totalmente en esta parte: “…Detrás de esas fatigosas discusiones se esconden en realidad los intereses de grupos de poder de diversa naturaleza, con sus implicaciones políticas e ideológicas, que ven en una u otra alternativa una amenaza que atenta contra sus privilegios, posiciones de poder o fuentes de riqueza” … sobre todo de “privilegios”…

    Salud también por consuelo y por la incertidumbre… no sabemos lo que nos espera…

  6. Dra Ku'uku Nutz said

    Que tal Fritania,

    El charro morado mencionó en su post en el 5to párrafo: “…hoy está claro que el mercado sin ataduras sólo conduce a que un puñado de financieros, banqueros y sus marionetas saquen provecho, mientras millones en el mundo son sólo espectadores impotentes e inermes…”

    Esta parte tuvo un tinte de crítica hacia el mercado libre.

    Y en el 6to: “Los líderes y sus grupos de interés parecen vivir un dilema entre dos alternativas: una economía basada en el mercado libre, sin regulaciones ni interferencias por parte del gobierno –como ha sido lo predominante hasta ahora-, o una basada en la intervención del Estado en los asuntos del mercado”.

    El gobierno de los Estado Unidos contribuyó a que los bancos dieran crédito fácil, causando el famoso “housing bubble”. El político Robert Reich lo mencionó: “First, every major policy that led to this collapse occurred under George W.’s watch…The housing and financial bubbles were created under Bush and exploded under Bush. The stock market began to collapse under Bush”. http://www.salon.com/opinion/feature/2009/03/05/populist_rage/

    Entonces, tener un gobierno así más que un mercado sin ataduras es lo que más perjudica a la economía.

    salud-os tequiler-os

    • Mi estimada Dra.:
      Seguimos celebrando la libertad de opinion con un tequila en mano.

      Quisiera invitar a una reflexión (aclaro que no soy especialista en economía como nuestro invitado), quizá en el mundo no se pueda ni deba abolir el libre mercado, y tampóco se debe dejar al “libre albedrío” de solo unos cuantos, como ha pasado. Quizá debemos aspirar a tener ordenes mundiales donde el libre mercado existe, regulado y con la intervención del estado.

      Lugares así existen, y para muestra un botón, el régimen en el cual ud. y yo vivimos es un buen ejemplo.🙂
      No tiene “manos libres” pero si dá lugar al mercado libre.

      ¿Qué opinan?

      Fri

      • Dra. Ku'uku Nutz said

        Ni yo tampoco soy especialista (pero tengo uno a mi lado). Para poder integrar las idéas es importante ubicarnos en diversos mercados:

        – En el financiero como no tiene regulación, opera como un casino donde la gente invierte los ahorros de toda su vida y en un abrir y cerrar de ojos lo pierde todo.

        – Los bancos, aseguradoras y bienes raíces tienen organismos que los regulan. Si los bancos operan de manera normal, no corren el riesgo como lo hicieron en Estados Unidos al dar créditos ciegamente. Si corres el riesgo solo, no hay nadie quien te rescate económicamente.

        – Con respecto a los demás mercados, en América los lineamientos son más laxos, no como en Europa que son más estrictos. Hay personas que estudiaron en Europa y decidieron regresar a México porque puedes poner tu empresa del tamaño que quieras y donde quieras. En Europa es más restringido y aunque haya personas con iniciativa y capital, la tienen que pensar y repensar porque los sindicatos son muy fuertes aquí y pueden acabar con tu empresa. Una desventaja sería que se inhibe la creación de nuevos empleos.

        En conclusión, la supervisión no es mala, pero cuando hay una manipulación por parte del gobierno como lo hizo Bush (como sube el precio de las casas e inversiones financieras) estimular de más para que al final los precios desciendan, es la manera más segura de darle traste a la economía.

        Otra cosa que no se ha comentado, creo que el neoliberalismo que alimenta el poder de los monopolios es lo que acaba con la diversidad mercantil, no crees? Desde que se firmó el tratado de libre comercio, cuantas empresas mexicanas no han tronado al entrar las extranjeras, en fin.

        Con ésta me despido y brindaré con un tequila sunrise para subir el ánimo🙂

  7. la mancha voraz said

    Tengo una pregunta: Cómo va el gobierno a poner la solución cuando es parte del problema que originó ésta crisis?

    El artículo me parece que culpa a los mercados sin restricciones de aprovechados, pero es sólo los mercados? Eso me recuerda a una analogía donde rara vez Bush da en el blanco: “Wall Street se ha emborrachado, y la crisis es la cruda”. La pregunta es: Quién le dió el alcohol para emborracharse? El sistema de reserva federal al mantener una larga fiesta con intereses demasiado bajos.

    Me gustaría mostrarles el video

  8. la mancha voraz said

    Me gustaría mostrarles el video

  9. Hipatia said

    Mírate este enlace:

    Sí sabían lo que hacían, cómo y por qué…
    Saludos cañeros (no te olvides que soy argentina, jeje).

  10. travieso said

    Yo concuerdo con la doctora, porque cuando lees partes en el artículo que hacen énfasis de que los mercados fueron responsables de la crisis, entonces que se sugiere? Que el gobierno tome cartas en el asunto? Pues si tomó y miren lo que pasó. Los años han demostrado que los gobiernos no pueden hacerlo mejor y la unión soviética puso el ejemplo. Lo que hace el pueblo hasta ahora es elegir a sus gobernantes que mejor representen sus intereses.

    • Creo que apuntar hacia el origen del problema no infiere el erradicarlo mediante la desaparición. ¿Quizá la reestructura?, ¿reconfiguración?, ¿replantear?, ¿repensar?, pero no repetir.😉

  11. EL CHARRO MORADO said

    Hola!

    El tema levantó ámpula. Sin duda está en la mente de todos, porque afecta nuestras vidas de manera directa. Polémica en torno a este tema siempre habrá, como ha sucedido hasta ahora. Lo importante es estar conscientes, tomar posiciones y actuar. El mercado libre, sin ningún tipo de restricciones ni reglas, no es la solución a los problemas del desarrollo de las sociedades modernas…hoy está quedando claramente demostrado. El estado totalitario tampoco lo fué…como quedó claramente demostrado con el “socialismo real”. ¿Entonces?. En esta tesitura la sociedad civil(todos nosotros) puede y debe jugar un papel más decisivo. Frente a los grandes intereses económicos que controlan los resortes del poder, una sociedad organizada y participativa debe darse el gobierno que necesita para protegerse. No podemos renunciar a tener un gobierno que sirva de contrapeso a los grupos que detentan el poder económico y político. De otra manera seguiremos dando tumbos de crisis en crisis.

    Y mientras la polémica siga….yo brindo con otro tequila….saludos

  12. Esta aseveración “(…) aunque a la postre el accionar de los agentes (o sea, empresas, bancos, financieras, compañías de seguros, etc.) condujera al mundo a un precipicio (…)” es básicamente argumentar que la gente, los consumidores, nosotros, no tenemos capacidad de decidir y/o somos títeres del destino (definido siempre por otros). En ese caso sin los mercados deciden bien, a nosotros nos va bien, si no… crisis. ¿Es cierto esto siempre, no podemos hacer nada como consumidores?
    Cierto que las crisis económicas nacen a través de una serie de decisiones irresponsables, no perdamos de vista que las más importantes son las decisiones de los consumidores, quienes deciden si respetan su línea de crédito, compran una casa o un coche con amortizaciones superiores a sus ingresos, etc. La responsabilidad/irresponsabilidad es mutua (agente/consumidor).

    Por otro lado, históricamente las épocas de recesión implican el cuestionamiento del papel del gobierno vs. la libre empresa. De igual manera, la historia nos dice (México) que, cuando la economía es abierta, el involucramiento del gobierno en las actividades productivas es ineficiente y contraproducente. Parafraseando a Churchill la democracia (o el mercado libre) es el peor sistema político (económico) que existe, con excepción de todos los demás. El papel del estado, creo yo, es hacer valer las reglas (el estado de derecho).

    Tampoco estoy por el linchamiento de cualquier empresario sólo porque “está arriba”. Siempre he pensado (y vivido) que hacer empresa en nuestro países (de tercer mundo) es ser un héroe.

    Ahora bien, coincido ampliamente en que no hay nada como un buen tequila para minar los efectos de la crisis. Maldita sea, cómo extraño un buen tequila.
    Saludos a todos

  13. alejandra said

    ¡ Muchas felicidades!.
    Me parece una reflecciòn, documentada y con la cual coicido totalmente. Lo que yo veo con el neoliberalismo, es pobreza, desempleo y con sueldos bajisimos para gente calificada, generando una radicalización de las cláses sociales, cada vez hay más pobres y menos ricos de manera absurda.

  14. Alby said

    Yo creo que el gran problema de todo esto reside en que como el gobierno no es el afectado le da igual poner la solución, y gobierne quien gobierno y mande quien mande va a seguir siendo así porque alguien sale del pueblo con intenciones de solucionar los problemas del mismo pero cuando sale los olvida y se hace poderoso beneficiándose del pueblo al que un dia perteneció y con el que sufrió lo que en ese momento está haciendo sufrir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: