Recuerdo en mi edad temprana… (oh, aquellos años mozos), haber visto un documental sobre la historia Afro-americana,  el apartheid, el racismo, etc… éstos son algunos de los temas que más mueven mi corazón y la indignación con la que aprendí su significado. Hoy con la llegada de Obama como presidente, sobreviene un sentimiento restitutivo sobre todos esas emociones que indignan de sobremanera cuando uno es adolescente y resignan el corazón conforme se hace viejo.

Fue impresionante ver a tanta gente reunida en un concierto para celebrar su “voto respetado” y la llegada del primer presidente de otra raza que no fuera blanca, por esto mismo celebré con ellos, y sigo celebrando. Aunque no quiere decir que Obama sea la opción que saque al país adelante o que tenga la mejor política exterior, pero ha generado esperanza y la sensación verdadera del sufragio efectivo.

Esperemos que el mismo Obama no sea víctima del medio que lo rodea, de la gente que se ha visto forzado a conservar de la administración pasada… esperemos lo mejor.


Fritania de las dos Cejas
P.D. Mi mamá es la mejor

Anuncios