AlejandroPedregal

Alejandro Pedregal es uno de los extranjeros que se ha abierto paso en el mundo del cine, no sólo en Finlandia, sino también en España su país natal y otras partes del mundo. En la actualidad realiza el doctorado en la escuela de cine de la Universidad de Arte y Diseño de Helsinki y es el 
director del festival de cine y arte media Lens Política que se ha ganado un espacio en la cultura finlandesa.

La primera vez que Alejandro Pedregal vino a Finlandia fue como estudiante de intercambio por algunos meses. Regresó a Madrid para terminar sus estudios universitarios en Bellas Artes, sin la idea de regresar. Al continuar el posgrado, tuvo la oportunidad de aplicar para una beca y salir de España, algo que como él mismo lo dice “le apetecía bastante” y fue entonces cuando surgió la oportunidad de volver a Helsinki. Durante casi ocho años ha estado entre Finlandia y España donde unos proyectos lo han llevado a otros.

Entre los cortometrajes que ha dirigido se incluyen dos cortos de ficción y un documental realizado en Budapest, mismo que terminó en el Festival de Cannes. Además, su más reciente película United We Stand ha sido proyectada en festivales finlandeses y ahora comienza su recorrido por otras partes del mundo.

Pedregal fue profesor de cine en la Academia de Bellas Artes de Helsinki cuando surgió el festival de Lens Política. En la actualidad también escribe sobre el séptimo arte en su página Rebelión y compone música para sus producciones.

Cómo cualquier extranjero en Finlandia, se ha enfrentado  a varios  aspectos culturales que entran en contracción con su forma de ser o cómo ha sido educado, sin embargo en el terreno profesional comienza a hacer eco en los medios finlandeses.

¿Qué haces en estos momentos?
Escribo y dirigo cine cuando me deja, porque lo de dirigir cine, digamos que no es lo que se puede hacer con más constancia.

¿Qué oportunidades ofrece Finlandia?
En el terreno profesional Finlandia ofrece una serie de oportunidades  sin necesidad de conocer a nadie, ni tener todos estos vínculos especiales que tanto hemos heredado de la cultura latina que hacen que se puedan realizar proyectos artístico interesantes. Al menos en mi país de origen me llevaría muchísimo más tiempo o simple y sencillamente no los podría estar realizando.

¿A qué te refieres con esos vínculos especiales?
Evidentemente en España las relaciones personales afectan a las carreras profesionales, que es para bien y para mal. Es decir no es todo negativo, pero es muy común. No quiero decir que eso sea lo que ocurre siempre, pero digamos que en Finlandia ese tipo de amiguismos necesarios para conseguir determinados apoyos y ayudas es algo de lo que se puede prescindir.

¿Qué pasó con el documental que hiciste en Budapest?
Acabo en el festival de Cannes… (risas). Pero quiero decir que cuando se hizo no tenía mayor proyección que la de ser un ejercicio dentro de un taller internacional.

Háblanos de tu última producción United we stand
Es un corto de 20 minutos que filmamos en 35 milímetros con producción de la escuela de cine. Es el proyecto artístico de mis estudios doctorales. Digamos que es de alguna manera el proyecto más profesional que he podido realizar en términos de producción.united_we_stand_news

¿Cuál es la temática?
La película lo que intenta es reflejar de alguna manera una lucha de clases, de las pretensiones sociales de los individuos y de las realidades sociales y los entornos que lo rodean.

¿Qué pasa en una sociedad como Finlandia donde las clases sociales no son tan marcadas como en otras partes?
Es cierto que las diferencias entre las clases finlandesas es menor que seguramente la que ves entre las distintas clases en España y seguramente mucho menor que pueda haber en México o Latinoamérica en general.  La película no intenta emitir un juicio moral sobre los comportamientos, sino exponer con una historia alegórica -que evidentemente no es una historia realista- exponer un conflicto que tiene que ver con una serie de relaciones de clase, de grupo y de individuo. Entonces lo que se plantea no es algo específico de que los finlandeses son así y los españoles son así.

¿Cómo surge el festival Lens Política?
Surge en el 2004 cuando me ofrecieron un puesto de trabajo aquí en la Academia de Bellas Artes. La idea era que yo dirigiese un especie de subdepartamento  junto con otro compañero y amigo mío Tuomas Laitinen, sobre todo dirigido a cultura popular, música, cine y un programa de cursos. A partir de aquello yo sugerí montar lo que sería Lens Política. En su idea originaria era tan sólo una semana de proyecciones de unas cuantas películas que tratasen diferentes aspectos de la política contemporánea y montar una serie de charlas.

¿Cómo ha sido la evolución del festival?
Pronto el proyecto fue creciendo, de algo que en un principio era muy pequeño, acabó convirtiéndose en un festival de otras características. Este es el primer año que la asociación Lens Política organiza independientemente el festival. En sus primeras tres ediciones  se había realizado en cooperación y coproducción con la academia de Bellas Artes. El festival ha crecido en términos de contenido y con invitados de mucha relevancia, que ha dado un espacio dentro de la cultura en Helsinki y creo que poco a poco ha ganado una significación.

Acabas de terminar de escribir tu próximo proyecto un largometraje, ¿no es cierto?
UnitedWeStandShooting
Llevo bastantes años escribiendo guiones y completado es el segundo largometraje que he escrito. Este es el primer largometraje que estoy intentado producir, pero la verdad puedo contar muy poco porque apenas hay nada que contar, en este momento se está buscando una productora que esté interesada.

¿Cuáles son tus planes para el futuro?
Mi otro gran objetivo es poder ir a otros sitios. Lo que más me gustaría, por ejemplo hacer, es viajar por Latinoamérica.

¿Qué tal México?
Me encantaría México que no lo conozco. Por ejemplo hay uno de los proyectos que me gustaría hacer en un futuro, es un largometraje sobre un personaje latinoamericano que me interesa mucho.

Y por último, no te puedes ir sin el ya obligado mensaje para los tequileros
Pues nada que ¡salud y a pasarlo bien!, que no se si es compatible, pero bueno hay que intentarlo. Así que muchas gracias por todo y que sigamos aquí tomando tequila bajo cero (risas).

Este año Lens Política se llevará a cabo del 11 al 15 de noviembre y comienza con el documental The Yes Men Fix the World. Para conocer más sobre el programa visita www.lenspolitica.net. Para adentrarse al trabajo de Alejandro Pedregal www.lastrategiacorp.net y www.rebelion.org/mostrar.php?id=a…

united-we-stand

¡Y a disfrutar del buen cine!
Adelita de las Pistolas

ClimbingStairs

La semana pasada escribí sobre finés y esta vez sobre las posibilidades para un extranjero de encontrar empleo. Por ejemplo, hacer un trabajo inferior a la preparación profesional, no es precisamente muy motivante. Sin embargo, en el proceso de integración en cualquier país, el idioma puede ser una barrera para una mejor oportunidad laboral.

En el 2008 había 15,611 extranjeros en el “programa de integración” apoyado por el gobierno de Finlandia; y uno de cada de cada seis inmigrantes encontró trabajo, según estadísticas publicadas por el Helsingin Sanomat.

Cuando un extranjero llega a Finlandia, y cuenta con los permisos necesarios, tiene el derecho a un “programa de integración”. Puede inscribirse en la oficina de desempleo y comenzar un curso de idiomas. El programa es de tres a cinco años, dependiendo de la situación. El proceso para encontrar trabajado es muy largo y de cada siete personas solamente dos hacen un trabajo relacionado con su carrera.

Como lo mencioné también en mi artículo pasado, la ley que regula los programas de integración fue creada hace 10 años, por eso el Parlamento la discutió y el plan es que se apruebe una nueva ley en el 2010. Con ésta el gobierno busca reducir el proceso y se tiene como meta que los inmigrantes puedan usar su experiencia laboral y ser guiados a encontrar un mejor trabajo. Por ejemplo, hay muchos que tienen maestría y están haciendo trabajos de limpieza etc. En la mayoría de los casos no existe una formación adicional a parte del idioma, lo que propicia que muchos deban cambiar de profesión.

El gobierno busca con esta ley poner al mismo nivel a todos los inmigrantes, así como lo ha hecho con aquellos que llegan como refugiados al país y quienes han recibido una capacitación más acorde  a su situación.

La capacitación del idioma será también mejorada, pretenden tener un proceso en conjunto y no varios aislados, como se ha dado hasta ahora, donde los inmigrantes deben pasar por el largo camino de enseñanza y diferentes escuelas, un curso de idiomas por aquí, otro por allá…

Finlandia necesita extranjeros, eso ya lo han reconocido, por lo cual esperemos que la nueva ley brinde un proceso más efectivo. Qué los extranjeros aprendamos más rápido y de mejor forma el idioma, que nos integremos a una vida laboral de acuerdo a nuestra experiencia… Al final de cuentas ¿quienes son los más beneficiados?

Deseosa por tener un curso de idiomas más divertido…
Rocío Adelita de las Pistolas